El precio de tu trabajo como profesional autónomo

el precio de tu trabajo como profesional

El precio de tu trabajo como profesional autónomo depende de muchos factores que quiero transmitirte para que aprendas a calcularlo.

Ventajas de trabajar como profesional autónomo.

ventajas de trabajar como autonomo

Las ventajas de ser tu propio jefe siendo profesional autónomo todo el mundo se las imagina. Que nadie supervise tu trabajo, trabajar a la hora que quieras, descansar sin dar explicaciones.

Incluso trabajar en bata y con zapatillas de estar por casa. Pero ser un profesional autónomo es algo más complejo que todo eso…

El sueño de trabajar como profesional autónomo es una realidad para más de tres millones de personas en España. Y el número va en aumento.

La tendencia es que cada vez más, las empresas buscan un servicio de un profesional autónomo que aporte calidad, que permita un acuerdo profesional más flexible y con un precio competitivo.

Valora tu trabajo como profesional autónomo.

La tecnología hace fácil trabajar desde casi cualquier sitio. Con una inversión inicial de unos pocos miles de euros en un ordenador, una conexión a internet, y un teléfono inteligente, muchas personas tienen todo lo que necesitan para poder llevar a cabo su trabajo diario como profesional autónomo de forma deslocalizada.

Sin embargo, a pesar de esa aparente libertad total, un profesional autónomo está obligado a tener disponibilidad para dar respuesta a las necesidades de sus clientes, como cualquier otro tipo de empresario.

La principal cuestión que te surge cuando te planteas ser independiente en el mundo laboral, es saber el precio de tu trabajo como profesional autónomo.

Que quede claro que el planteamiento clásico de una relación contractual entre empresa y trabajador pasa al olvido en el momento en que en una persona accede al mercado laboral como profesional autónomo.

A partir de ese momento, la perspectiva económica y de gestión cambia. No sólo se valora lo que ingresas al mes, sino también los costes que un profesional autónomo debe de asumir, así como los aspectos inherentes a la administración propia, tanto empresarial como comercial, que restan muchas horas de tiempo útil al desempeño laboral.

Para poder establecer un precio por tu trabajo como profesional autónomo deberás tener en cuenta las obligaciones tributarias que tienes de forma periódica.

Debes establecer un precio por tu trabajo que te permita cumplir con tus obligaciones, pagar tus costes fijos y variables y que te quede una cantidad suficiente para poder vivir dignamente.

¿Cuánto debe cobrar un profesional autónomo por su trabajo?

cuanto debo cobrar como autonomo

Antes de fijar una cantidad económica por tu trabajo, puedes hacerte una serie de preguntas que te ayudarán a aclararte:

  • ¿Cuál es el precio de tu trabajo como profesional autónomo?
  • ¿Se deben fijar precios por hora o presupuestos cerrados por un trabajo completo?
  • ¿Cuáles van a ser mis gastos para realizar este trabajo?
  • ¿Cuál va a ser la duración del proyecto?
  • ¿Voy a poder compaginarlo con otro?
  • ¿Pueden surgir algunos imprevistos?

Para fijar la cantidad económica que debes cobrar también debes tener en consideración otros aspectos más administrativos. Debes saber que tienes unos gastos fijos cada mes, y otros gastos fijos cada trimestre.

Pero además, debes tener en cuenta que tus vacaciones no son pagadas, ni tampoco recibes pagas extraordinarias.

Además, los autónomos tienen otras desventajas frente a los trabajadores asalariados. Un ejemplo, cuando un profesional autónomo no puede trabajar porque está enfermo.

No hay que olvidar que más allá de las obligaciones fiscales, las horas trabajadas o la adaptación de los precios al mercado, el principal reto para que la economía de un profesional autónomo funcione es asegurar la entrada de ingresos por la prestación de servicios y su facturación.

A partir de estos aspectos planteados, para saber qué te espera en el momento de convertirte en un profesional autónomo, te encuentras con otra cuestión que parece fácil de responder.

¿Cuánto puedo cobrar por un trabajo como profesional autónomo?

Vía Servelis.

Formas de establecer el precio de tu trabajo si eres un profesional autónomo.

el precio de tu trabajo como autonomo

Antes de entrar a valorar las premisas que nos ayuden al cálculo, hay que tener en cuenta que un profesional autónomo, en comparación con un trabajador asalariado, se encuentra ante la desventaja de no tener retribuido el mes de vacaciones, así como las dos pagas extraordinarias.

Eso sí, los gastos asociados a un proyecto o cliente específico pueden facturarse al cliente y no contabilizarlos como gastos estructurales.

Por otra parte, ser profesional autónomo significa llevar a cabo un listado de tareas relativas al negocio que no podrás facturar a los clientes y en la mayoría de los casos no podrás permitirte delegarlas. Serán parte de las horas no productivas.

  • Gestión de oficina: Gestión del tiempo, acciones comerciales y compras de suministro.
  • Administración y contabilidad: Registros, facturas, pagos e impuestos.
  • Finanzas: Gestión de tesorería, contabilidad, financiación y precios.
  • Marketing: Publicidad, redes sociales, contenidos y relaciones.
  • Tecnología: Compra y mantenimiento de hardware y software.
  • Formación: Tendencias en la industria, conferencias, y adquisición de nuevas habilidades para mantenerse dentro de mercado.

Lectura recomendada>> Cómo mejorar tu productividad laboral en 2019 organizando tu lista de tareas.

Vía Servelis.

El desempeño laboral de un profesional autónomo no puede estar por debajo de cierto límite. Un umbral que no le permita obtener un beneficio coherente con las obligaciones que tiene que asumir.

Una de las principales ventajas de un profesional autónomo por encima de una empresa se presenta en el valor añadido de la dedicación mostrada y en el cuidado del trabajo bien hecho.

Ofrecer calidad acompañada de un toque personal y cercano. Estos puntos fuertes a la larga te harán conquistar la confianza y fidelidad del cliente.

A la hora de calcular el precio de tu trabajo como profesional autónomo, puedes optar por dos maneras de hacerlo.

Calcular el precio por hora y establecer una tarifa como profesional autónomo.

En estos casos deberás saber cómo está el mercado y cuál es el precio medio solicitado por un trabajo similar. Así sabrás establecer tu propia tarifa por hora de trabajo.

Después deberás estimar un número de horas para dicho trabajo, con algunas horas de trabajo extra y presentar un presupuesto final al cliente.

El objetivo de nuestro cliente es tener un resultado final satisfactorio con un coste asumible. Pero no por ello un autónomo tiene que dejar de valorar su trabajo y la dedicación prestada a él.

Presupuesto cerrado como profesional autónomo.

A tu cliente le das una cifra final cerrada. En el cálculo habrás tenido en consideración todos los gastos.

Como ventaja, si acabas el trabajo antes de lo previsto, el proyecto habrá sido más rentable de lo que esperabas. Pero si te lleva más horas, no podrás cobrárselas a tu cliente ya que no estaban en el presupuesto inicial.

Este planteamiento no significa que por ser autónomo hay que encarecer los precios. Lo único es que un autónomo debe de empezar a pensar como una empresa.

Un profesional autónomo tiene que saber cuáles son sus ingresos y sus gastos, para valorar lo que realmente gana. En definitiva, tiene que valorar qué coste tiene su trabajo.

Para ello, siempre hay que partir de la cantidad de dinero bruto que estimamos ingresar durante todo el año fiscal.

A partir de aquí, descontar vacaciones, periodos de escasez laboral, horas de labor comercial, de formación, días de no productividad por enfermedad…

Al final, tendremos un total aproximado de horas facturables en las que nos podemos basar para realizar el cálculo.

No obstante, pese a la tendencia variable de lo que se puede cobrar o no, conviene tener claras dos premisas:

  • Tarificar según lo que te reportará el proyecto.
  • Fidelizar clientes .

Según las características del servicio solicitado, el profesional autónomo debe ajustar bien las tarifas acorde a las circunstancias del mercado.

Eso sin olvidar las características del cliente, si es fiel y buen pagador, o todo lo contrario.

También hay que tener en cuenta lo que pide el cliente y a qué precio.

Un profesional autónomo nunca debe olvidar que él también es empresa y que tiene que velar por sus intereses.

Y en muchas ocasiones, debemos decir que no, porque hay clientes que interesan y otros que en absoluto.

Trabajar como profesional autónomo independiente.

trabajar como profesional autonomo

La pluriactividad como paso previo a la independencia profesional.

También hay que comentar la pluriactividad. Es la situación en la que puedes trabajar por cuenta ajena y por cuenta propia de forma complementaria.

Cada vez más profesionales demandan información sobre este tipo de situaciones laborales.

Es una situación adecuada para aquel que se está planteando empezar a trabajar por cuenta propia y no quiere dejar su actual trabajo por cuenta ajena.

Lectura recomendada >> Ventajas de ser autónomo y trabajar por cuenta ajena.

Vía Gestron.

¿Cómo calcular la tasa de referencia para un profesional autónomo?

Si trabajas como profesional autónomo, todos tus ingresos provendrán de tus clientes.

Tendrás más independencia a la hora de aceptar trabajos. Por otra parte, tendrás que tener en cuenta todos los gastos estructurales de negocio por horas no productivas.

Para calcular la tasa de referencia, comienza con el salario vigente a tiempo completo para ese trabajo. Entonces divide entre 2080, el número de horas de trabajo en un año (2080 = 52 X 40).

Pero como debes pagar impuestos, el número debe ser mayor. Utilizamos un factor de ajuste de 1,3 (subimos un 30% el precio por hora anterior).

Un ejemplo. Si tu salario por cuenta ajena es de 20€/h, fija un precio de 26€/h para hacer frente a los impuestos.

Fijar honorarios siendo competitivo, pero rentable.

Cuando eres autónomo, eres responsable de decidir cuánto quieres ganar por hacer tu trabajo. No obstante, la realidad es que hay una tasa de mercado para los profesionales de todo tipo.

Antes de fijar lo que te gustaría ganar, debes mirar cuánto ganan los profesionales que desempeñan trabajos similares.

Muchos cometen el error de bajar demasiado su precio, por debajo de lo que se merecen, para no perder clientes.

Piensa en este objetivo: Ganar una cantidad equivalente a lo que ganaría por cuenta ajena.

Vía Servelis.

Por supuesto, haciendo las cosas de forma legal para no perder ninguno de los beneficios y coberturas.

Tener días libres pagados cuando eres un profesional autónomo.

Aquí viene otro de los puntos clave. Cuando no trabajas, no cobras. Es simple. E irse de vacaciones implica no trabajar. Por tanto, debes tenerlo en cuenta si quieres tener unos días libres al año.

Puedes contemplar tiempo pagado para vacaciones en tus honorarios si el mercado lo permite. En lugar de dividir entre 2080, divide entre:

  • 2000 > Dos semanas de vacaciones pagadas.
  • 1960 > Tres semanas de vacaciones pagadas.
  • 1920 > Cuatro semanas de vacaciones pagadas.

Este es el precio de tu trabajo como profesional autónomo, siempre que no te quedes fuera de mercado:

  • Dos semanas de vacaciones: 26€/h.
  • Tres semanas de vacaciones: 27,5€/h.
  • Cuatro semanas de vacaciones: 28€/h.

Contar con un seguro médico para un profesional autónomo.

Otro tema importante a tener muy en cuenta, tener seguro médico. El seguro médico puede ser muy costoso. Trabajando como profesional autónomo, no sólo debes pagar tu propia póliza de seguro.

También debes pagar las tasas individuales que son mucho más altas que cuando lo calculas para un grupo de trabajadores. Es recomendable en este caso buscar asociaciones de profesionales que incluyan pólizas y coberturas, así las tasas serán más económicas.

Encontrar un buen plan de pensiones para un profesional autónomo.

En cuanto a la jubilación, es habitual apartar un 20% de los beneficios anuales para un plan de pensiones. También es interesante que el plan no te obligue si los ingresos previstos han sido menores.

Definir las fechas de cobro para los trabajos realizados como profesional autónomo.

Además de decidir cuánto te deben pagar, también necesitas definir cuándo te deben pagar. Tenlo en cuenta porque puede desajustar tu liquidez y dejarte sin poder hacer frente a tus obligaciones financieras mensuales.

Cuando un empleado inicia un trabajo a tiempo completo, normalmente tarda un mes hasta el pago de la primera nómina. Pero cuando trabajas para ti mismo, puedes tener que esperar bastante más tiempo.

Para resolver esto, lo recomendable es incluir en la propuesta inicial para el cliente:

  • Un porcentaje del pago total al principio del trabajo.
  • Uno o varios pagos intermedios por consecución de hitos.
  • Un pago final cuando el trabajo esté terminado.

Pues hasta aquí hemos llegado, cualquier aportación vía comentarios será como siempre bienvenida. Si eres autónomo o tienes una pyme, nos encantaría conocer tu punto de vista. Queremos saberlo todo sobre las ventajas y los inconvenientes de ser un profesional autónomo independiente.

Y aprovecho para presentarte nuestra página de Trabajos para autónomos y pymes que ponemos a tu disposición. Puedes consultarla para encontrar nuevas oportunidades de aumentar tu cartera de clientes en tu ciudad.

Deja un comentario

¿Te gusta este Blog? Por favor, interactúa :)