Pintar un mueble de madera para darle una segunda vida

Pintar un mueble de madera es una manera de dar una nueva vida a una vieja silla u otra pieza de mobiliario. El proceso en sí es relativamente simple, ya que requiere pocas herramientas básicas y materiales. Vas a aprender a restaurar cualquier mueble de madera con algo de tiempo y algunas capas de lijado, limpieza, imprimación y pintura.

Pintar un mueble de madera
Imagen de Alexander Shustov.

>> Lectura recomendada: Tipos de pintura para madera.

Preparando lo necesario para pintar un mueble de madera.

Pintar un mueble de madera
Imagen de Christian Fregnan.

Si tu presupuesto para el mobiliario de tu casa es ajustado, con este tutorial podrás actualizar el estilo de una pieza anticuada. Un viejo mueble de madera puede añadir un encanto único a cualquier habitación. Y si lo restauras tú mismo como un proyecto DIY, puede suponer un proceso muy enriquecedor y además ahorrar dinero.

Prepara tu lugar de trabajo.

Prepara la zona de trabajo para el proyecto de pintura. Protege los suelos para que no se manchen y abre las ventanas para que haya suficiente ventilación. Utiliza guantes y mascarilla para proteger tu piel y tus pulmones.

Desmonta todos los accesorios para quedarte solo con la madera.

Desmonta cualquier pieza que no sea de madera, como tiradores o bisagras, de esta forma los protegerás de la pintura. También de esta forma, podrás reparar y pintar de forma completa todo el mueble de madera. Algunas de las piezas que desmontes, podrás limpiarlas y aprovecharlas, otras simplemente tendrás que sustituirlas.

Utiliza pasta de madera para aplicarla sobre grietas o agujeros.

Aplica pasta de madera en los desperfectos como grietas o agujeros. Utiliza una espátula para quitar el exceso de masilla y deja que se seque.

Lija todas las superficies de madera.

Puedes utilizar al principio una lijadora mecánica sobre la mayoría de las superficies. Deja los detalles para un lijado a mano. Con esta fase, estamos eliminando antiguos restos de pintura, barniz o laca del mueble. Además, igualamos y alisamos las superficies y la masilla del paso anterior.

Limpia el polvo de las superficies.

Utiliza un trapo limpio para eliminar cualquier residuo. Esto permitirá que las capas posteriores se adhieran correctamente a la madera.

 

Aplicando las capas de imprimación.

pintar un mueble de madera
Imagen de Koushik Chowdavarapu.

El lijado y la limpieza son dos elementos imprescindibles para que el acabado final sea profesional. Junto con el tiempo y la paciencia, son dos aliados para combatir los errores típicos a la hora de pintar un mueble de madera.

Pon hasta tres capas de imprimación.

Puedes utilizar un pequeño rodillo para las superficies y un pincel para las zonas de detalle y rincones menos accesibles. También lo puedes hacer con un spray. Deja secar y vuelve a repetir el proceso para darle en total 3 capas finas de imprimación.

Aplica un lijado con lija de grano fino.

Lija toda la madera con una lija de grano fino una vez que la última capa de imprimación se haya secado por completo. Limpia de nuevo el polvo con un trapo limpio para que la pintura se adhiera correctamente.

Fija nuevas capas de imprimación si es necesario.

Según el mueble que tengamos entre manos, a veces es necesario seguir aplicando capas de imprimación y lijado para preparar correctamente toda la superficie de madera que queremos pintar. Sobre todo cuando un mueble es antiguo y ya ha sido pintado antes, puede haber muchas capas superpuestas de diferentes épocas y colores.

 

Aplicando las capas de pintura y el acabado final.

pintar un mueble de madera
Imagen de William Felker.

Si te gustan los proyectos DIY sabrás que la paciencia es una ventaja. No conviene correr en este tipo de tareas, ya que no buscamos acabar en el menor tiempo posible. Lo que buscamos es darle un aspecto profesional y de calidad a ese viejo mueble que nos encanta.

Aplica varias capas finas de pintura.

El trabajo tendrá más calidad si aplicas varias capas finas de pintura que una sola más gruesa. Puedes aplicar la pintura con un rodillo de espuma, e incluso un acondicionador para pintura que ralentice el tiempo de secado. De esta forma el acabado será más uniforme.

Repasa la pintura húmeda con pinceles de calidad.

Vuelve a repasar la pintura aplicada todavía húmeda, con pinceles de calidad. Los pinceles de mala calidad no le darán un buen aspecto final a la pintura y no se verá uniforme. Luego deja secar unas seis horas.

Lija con grano fino toda la superficie.

Tal y como lo hiciste en la fase de imprimación, utiliza una lija de grano fino para repasar toda la superficie del mueble. Luego limpia todo el polvo con un trapo limpio.

Aplica una segunda capa de pintura.

Vuelve a repetir el proceso y aplica una segunda capa de pintura. Si ves que es necesario, puedes aplicar más capas de pintura, siguiendo el proceso de lijado y limpieza de polvo para asegurar que la pintura se adhiere correctamente y el acabado es uniforme.

Fija una capa de sellado.

Este punto es opcional, pero si quieres que la pintura quede más protegida, aplica un acabado de poliuretano en base de agua. Puedes elegir un acabado brillante o mate, según lo que prefieras en cada caso.

Añade los accesorios que habías retirado o unos nuevos.

Añade todas las piezas que habías retirado y limpiado o bien unas nuevas de sustitución. Unos tiradores adecuados pueden cambiar y renovar totalmente el aspecto de tu viejo mueble. El trabajo de restauración de los antiguos, puedes llevarlo a cabo durante los tiempos de secado de las diferentes capas de imprimación y pintura.

Deja en reposo por unos días tu mueble recién restaurado.

No ubiques de inmediato tu mueble recién restaurado. Déjalo reposar unos días, así evitarás desperfectos innecesarios en las primeras horas de la pintura aplicada.

Este tutorial te vendrá muy bien si tus armarios de cocina solo necesitan un nuevo acabado y no quieres comprar unos nuevos.

>> Lectura recomendada: Cómo diseñar la cocina perfecta para tu casa.

 

2 comentarios en “Pintar un mueble de madera para darle una segunda vida”

  1. Yo he probado a pintar muchos muebles de madera y el resultado me encanta. Cambian totalmente y quedan muy vintage. Recomiendo lijar antes de pintar para un mejor resultado.

    • Efectivamente, es importante lijar para preparar bien la superficie. Si te apetece, nos puedes enviar alguna foto del antes y después para ver lo que se puede llegar a hacer. Saludos y gracias.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
Instagram
YouTube
YouTube
LinkedIn
RSS
Mail
Profesionales
Presupuestos