Mejorar la distribución de tu casa

Cuando te planteas mejorar la distribución de tu casa, el objetivo principal suele ser maximizar el espacio que tienes. Es habitual encontrarnos con espacios mal dimensionados, con pequeñas habitaciones o una mala situación de cocina y baño, y por otro lado espacios desperdiciados en forma de pasillos, recibidores, despensas o huecos sin utilizar.

mejorar la distribución de tu casa

Si lo piensas, seguro que sabes qué harías para mejorar la distribución de tu casa, pero no ves tan claro que sea algo sencillo de hacer. Por suerte te puedo decir que en muchas ocasiones pequeños cambios en la distribución de tu casa supondrán una gran diferencia y una mejora sustancial.

 

Aprende a mirar lo que no se ve.

mejorar la distribución de tu casa
Imagen de Aaron Mello.

No todas las viviendas tienen una buena base, me explico. Para poder mejorar la distribución de tu casa sin gastar mucho dinero es necesario que la vivienda cuente con una serie de características esenciales.

Estos son los puntos fundamentales cuando estás analizando la distribución de una casa para comprarla y reformarla, o simplemente si quieres mejorar tu actual vivienda:

  • Claridad en la disposición de los elementos estructurales, incluyendo las instalaciones.
  • Correcta ubicación de los cuartos húmedos (baño y cocina).
  • Buena orientación de las ventanas.

Si te fijas, hemos mencionado los tres elementos de carácter más permanente de una casa y que son más costosos a la hora de tener que modificarlos. Son además, elementos que no saltan a la vista, tienes que aprender a mirar como los profesionales para poder tomar las decisiones correctas.

La orientación de las fachadas no es algo modificable, a no ser que vayas a comprar una casa giratoria. Los elementos estructurales podemos modificarlos pero no es barato hacerlo, por el coste de los materiales y por lo que implica a nivel técnico. La modificación del baño y la cocina, con todo lo que conlleva (instalaciones de fontanería, saneamiento y eléctrica) puede consumir todo el presupuesto que tenemos de partida.

>> Lectura recomendada: Aprender a mirar para poder ver.

 

No te quedes en la superficie.

Un buen arquitecto empieza el diseño de una vivienda por los elementos esenciales, y no por el aspecto estético de la fachada o de los interiores. Si el lienzo tiene unas buenas primeras pinceladas, seguramente sea más fácil llegar a terminar un cuadro que merezca la pena comprar y admirar.

Si estás buscando comprar una casa de segunda mano para reformar, tienes que aprender a ir mirando estos temas, por delante del aspecto estético. A veces no es obvio ver la disposición de los elementos estructurales, ni tampoco de las instalaciones, es por eso que siempre recomiendo ir acompañado de profesionales.

Antes de decidir que una mala distribución puede mejorarse modificando la posición de las paredes, preguntale a un profesional si las paredes que necesitas modificar son muros de carga. A la hora de mejorar la distribución de tu casa siempre es mejor consultar a los profesionales, sobre todo si la vivienda es muy antigua.

 

No todo es DIY.

Quitar un simple tabique podría inestabilizar la seguridad estructural del edificio. Además, cualquier modificación estructural implica un proyecto técnico visado y una solución constructiva más cara, lo que implica que posiblemente se salga de tu presupuesto. Lo barato sale caro, no intentes llevar a cabo este tipo de modificaciones por tu cuenta si no eres un técnico cualificado. No estamos hablando de hacer un proyecto DIY para pintar los muebles de la cocina, esto es otra cosa.

Por otro lado, las superficies horizontales y verticales de una casa no sólo separan espacios. También albergan el paso de instalaciones (cables, tuberías o conductos de climatización). Consulta a un profesional sobre estas instalaciones, ya que modificarlas, podría suponer un incremento en el presupuesto.

Ahora quiero hacerte una sencilla pregunta ¿tu casa cumple con todas las necesidades de tu familia?

Te voy a dar unos buenos consejos por si estás buscando comprar tu casa a reformar. Estos son los mejores consejos para mejorar la distribución de tu casa y cubrir todas las necesidades de tu familia.

 

Consejos para mejorar la distribución de tu casa.

consejos para mejorar la distribución de tu casa

Pregunta cualquier duda.

Si no entiendes algo del plano de la casa, ¡pregunta!

Muchas veces puede darnos vergüenza preguntar algo que los demás parecen entenderlo sin problemas, pero créeme, es mejor preguntar. No te quedes con ninguna duda ya que comprar una vivienda supondrá un esfuerzo económico importante. Merece la pena disipar cualquier tipo de duda que pudiera ser un inconveniente en el futuro.

Si no lo entiendes bien en los planos, solicita una construcción de una maqueta virtual. Así será más fácil ver los posibles cambios e incluso plantear varias soluciones al mismo problema. Es una buena herramienta para la toma de decisiones a la hora de mejorar la distribución de tu casa. Además con los avances tecnológicos, a día de hoy es bastante asequible.

 

Adapta tu presupuesto a tu nivel de vida.

Haz un presupuesto realista y adaptate a lo que puedes pagar.

De qué te serviría vivir en una casa de tres plantas en el centro, si luego no vas a tener ni para comprar el mobiliario, ni para hacer frente a los gastos de mantenimiento. Más vale tener un piso más pequeño con una distribución óptima y correctamente ubicado y orientado.

Una ventaja económica cuando conoces los secretos para mejorar la distribución de tu casa es que puedes comprar una vivienda a reformar más barata, pero que cuente con una buena base sobre la que poder trabajar.

 

Piensa en los desplazamientos diarios.

Piensa en la ubicación, la orientación y en lo que tienes cerca de tu futura casa en tu rutina diaria.

¿Realmente estás dispuesto a comprar ese chalé a las afueras? No has pensado en los desplazamientos diarios hacia tu trabajo, o en la cercanía de hospitales y colegios.

No dejes que tu cabeza se nuble con esas maravillosas vistas, a no ser que te dediques a contemplar paisajes y te paguen por ello.

Hay aspectos que simplemente no son esenciales para mejorar la distribución de tu casa, y otros en cambio, que sí lo son.

 

Aprende a valorar lo importante.

No mires los acabados estéticos, imagina los espacios desnudos, sus proporciones y su distribución.

Sé que es un ejercicio difícil para el que no lo ha intentado nunca. Pero créeme, lo importante de una buena distribución no está a la vista. No dejes que te distraigan con acabados estéticos superficiales. Todo eso se modifica de forma muy sencilla y sin grandes costos.

Lo importante a la hora de mejorar la distribución de tu casa es que la estructura sea correcta y te permita una distribución adecuada, que el baño y la cocina se ubiquen en un lugar lógico y que las proporciones de cada habitación te permitan instalar los muebles que necesitas y un correcto movimiento entre ellos.

Lo ideal por motivos de ruido y privacidad es no mezclar habitaciones para uso nocturno con habitaciones para uso diurno. Por motivos similares, no es adecuado tener una puerta de baño directamente hacia un salón comedor.

 

Piensa en el ahorro a largo plazo.

Todos los elementos deben ser eficientes y permitir el ahorro en gasto de energía.

Un gran ventanal a medida o un techo de vidrio te tienen que obligar a pensar si podrás hacer frente a las facturas de la luz cuando tengas que climatizar los espacios. Pregunta por el aislamiento de la vivienda, cuanto mejor aislada esté, menos tendrás que gastar en energía para climatizarla.

La energía se transmite por paredes, suelos, techos y ventanas. Cualquiera de esas superficies debe ser adecuada para el uso y la orientación que tenga. Para mejorar la distribución de tu casa la energía debe fluir, pero con control.

 

Optimiza los movimientos en el espacio.

El espacio adecuado es la suma entre lo que ocupan los muebles y lo que necesitas para moverte con fluidez entre ellos.

En alguna ocasión os he hablado del correcto flujo de energía que debe existir en tu casa. Somos movimiento, en una casa se vive. Piensa en el movimiento de tu familia en esos espacios. Imagina cómo vas de un sitio a otro, sin tener que ir saltando obstáculos o haciendo recorridos complicados. Para mejorar la distribución de tu casa la energía debe fluir de forma continua y equilibrada.

Los caminos interiores deben ser rectos y lógicos. Evita tener que pasar por una habitación para llegar a otra, para eso están los espacios de distribución. A veces, solo es cuestión de modificar la posición de las puertas o la dirección de apertura para corregir este aspecto.

>> Lectura recomendada: Como aprovechar el Feng Shui para mejorar tu casa.

 

Cada persona necesita un espacio mínimo.

Imagina tu casa con todos sus ocupantes dentro para ver si cuentas con espacio suficiente.

Parece obvio pero no lo es, a no ser que vivas solo. Imagina tu casa con todos los ocupantes, cada uno llevando a cabo la actividad que necesita. A veces es una cuestión puramente matemática, cada habitante necesita un espacio mínimo. Si no lo tienes, quizás no sea tu hogar ideal.

 

Cuatro ojos ven más que dos.

Escucha todas las opiniones de las personas que van a compartir los espacios contigo.

Por la misma razón que en el consejo anterior, es bueno escuchar otros puntos de vista.

Para mejorar la distribución de tu casa, cuatro ojos ven más que dos, tanto para encontrar fallos como para ver oportunidades y ventajas. La balanza de pros y contras hará el resto en el proceso de toma de decisiones.

 

Cada familia tiene un estilo.

Elige la distribución según tu estilo de vida, no a todos les resulta confortable una cocina abierta al salón.

Últimamente, tenemos “open concept” hasta en la sopa. Y a mi madre nunca le gustó tener una cocina abierta al salón. Es cuestión de gustos y estilos de vida. Cada uno debe mirar por su propio estilo y no dejarnos influenciar por las modas. Tu casa debe ser cómoda para tu familia.

 

¿Tienes algún consejo más que nuestros lectores puedan aprovechar? Nos encantaría leerlo, escríbenos, comenta y comparte.

Hacer el presupuesto anual de una empresa

Hacer el presupuesto anual de una empresa parece ser la parte menos atractiva del negocio, pero mantener un presupuesto realista es una necesidad.

De hecho, hacer el presupuesto anual realista y hacerle seguimiento durante todo el año puede significar la diferencia entre el éxito empresarial y el fracaso absoluto.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Hay varias maneras de hacer el presupuesto anual de una empresa. Algunos prefieren sumar todos los ingresos del año y todos los gastos del año. Luego, dividen cada categoría por doce para llegar a un promedio mensual.

Otros prefieren evaluar mes a mes Gastos vs Ingresos. En cualquier caso, puedes contar con ambos presupuestos, uno de promedios y otro de detalles mensuales.

 

Hacer el presupuesto anual de una empresa para medir desviaciones y cumplir objetivos.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Un presupuesto tradicional parte de los datos del año anterior para modificar en caso de ser necesario. Por otro lado un presupuesto base cero, se remonta al punto de partida en el que volvemos a evaluar cada elemento.

La recomendación es seguir una mezcla de ambos. Tomar el histórico y preguntarnos en cada caso si es necesario aumentar o disminuir la cantidad destinada a ese elemento según los objetivos anuales de ventas que nos marquemos mes a mes.

Es importante ver el fondo de cómo se debe entender el presupuesto anual. Para ello, imagina que tienes presupuestado gastar 100€ cada mes en un determinado servicio. En la realidad, empiezas a gastar 300€ en ese mismo servicio.

En esa situación hipotética, de nada sirve que modifiques el presupuesto que habías planteado para el año. Lo importante es saber reaccionar a esta desviación. En ese caso, debes darte cuenta de que necesitas generar 200€ al mes para no desviarte de tus objetivos.

Para el próximo año partirás de un presupuesto de 300€ en lugar de 100€. Además, sabrás si tu negocio es capaz de generar ingresos suficientes para absorber la subida.

Cuando es realista, el presupuesto anual es una herramienta que puede ayudarte a establecer y alcanzar objetivos financieros. El presupuesto anual puede ser una fuente de inspiración para mantener tus gastos controlados y tus objetivos a la vista.

Algunas herramientas que pueden ayudarte para hacer el presupuesto anual son:

Papel, lápiz y calculadora.
Software de hoja de cálculo, como Google Sheets.
Software para controlar la contabilidad de tu pyme y generar el presupuesto anual, como Selfconta.

Haz seguimiento al presupuesto anual.

Una vez que tengas preparado el presupuesto anual, no lo dejes olvidado en un cajón. Tienes que revisarlo a menudo. Compara al menos una vez al mes, el presupuesto anual contra los ingresos y gastos reales.

Esto te permite ajustar las expectativas, por lo que se puede pedir más inventario de lo previsto, ajustar los esfuerzos de marketing, o contratar a ese nuevo empleado a medio tiempo, en lugar de a tiempo completo si es necesario.

Esta comparativa también te permite detectar problemas ocultos antes de que se conviertan en una crisis.

 

Gastos vs Ingresos, el camino hacia la rentabilidad.

hacer el presupuesto anual de una empresa

El presupuesto anual no es otra cosa que una predicción de todos los ingresos y gastos previstos durante un período de doce meses. En el lado del gasto, se incluyen tanto los gastos únicos como los gastos recurrentes.

Hacer el presupuesto anual te permite probar diferentes hipótesis para que puedas tomar el mejor camino en la creación de un beneficio sostenible.

Por ejemplo, puedes crear tres escenarios, el mejor de los casos, el peor y uno intermedio. Esto te ayuda a identificar posibles problemas que puedan suponer un bloqueo para tu negocio.

El flujo de caja es el rey.

Una empresa necesita dos tipos de presupuesto: un presupuesto centrado en la rentabilidad, y un presupuesto centrado en flujo de efectivo.

En muchas ocasiones los empresarios se centran en estudiar la rentabilidad de su negocio pero descuidan el segundo tipo de presupuesto: un presupuesto de flujo de efectivo. Puedes ser el dueño de un negocio rentable y acabar fracasando, por tener problemas de efectivo en un momento determinado.

Tener flujo de efectivo positivo significa que tienes suficiente dinero para pagar tus deudas en cualquier momento del año. Por un tiempo determinado, tu negocio puede sobrevivir con un flujo de efectivo negativo, pero ese tiempo es limitado.

Para crear el presupuesto anual de flujo de efectivo, lo importante es averiguar, mes a mes, hasta cuándo puedes esperar a recibir pagos y cuándo tendrás que pagar las facturas. Si tú pagas mes a mes, pero tus clientes te están pagando a 180 días, o tienes un plan financiero robusto que te respalde, o estás asumiendo un riesgo muy elevado.

 

El reto de hacer el presupuesto anual en momentos especiales.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Si tu negocio acaba de nacer, debes enfrentarte a la tarea de hacer el presupuesto anual de puesta en marcha. La desventaja en este caso es que no cuentas con los números del año anterior, tienes que plantear todos los números desde cero.

Algunas preguntas que seguramente te hagas son:

¿Cuánto cuesta iniciar la actividad y cumplir con la legalidad?

¿Cuánto cuesta una web de empresa?

¿Cuántas unidades seré capaz de vender en mi primer año?

¿Cuánto necesito gastar en inventario o producción?

¿Qué debería cobrar por mi producto o servicio?

¿Cuánto cuesta un plan de marketing para darme a conocer?

¿Cuántos empleados necesito y cuánto me cuesta cada uno incluyendo impuestos?

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de la web de la empresa al año?

Para tener respuestas, debes estudiar al detalle tu industria, tu competencia y tu mercado objetivo. Igualmente, considera el impacto de los cambios estacionales en tu negocio. Y desde luego, no caigas en suponer que tus ventas irán de 0 a 100 items por hora de un mes a otro, la realidad es mucho más gradual.

Hablar con los dueños de negocios similares que no sean tus competidores directos, puede resultar muy útil para plantearte cuestiones que se pasarían desapercibidas si nadie te las cuenta.

>> Lectura recomendada: Conseguir clientes en internet.

 

Hacer el presupuesto anual para sobrevivir en tiempos de crisis.

Si es necesario siempre el presupuesto anual bien elaborado, se convierte en aún más importante cuando tu empresa está tratando de sobrevivir a una crisis. En esta situación, la revisión mensual (o incluso semanal) toma mayor importancia que la trimestral. En época de crisis, cada euro cuenta.

 

Espero que os haya servido para ver la importancia de hacer el presupuesto anual, es una herramienta poderosa que te ayudará a no ir a ciegas por el mundo empresarial. Cualquier comentario o aportación de ideas será bienvenido.

La reforma de tu casa con un presupuesto ajustado

Si estás buscando llevar a cabo la reforma de tu casa con un presupuesto ajustado, lee la historia de Paula llena de buenos consejos para conseguirlo.

la reforma de tu casa
Imagen de Rawpixel.

Cuando Paula y su marido compraron su casa en 2017, estaban encantados de que la cocina y los baños se hubieran reformado recientemente. Pero otros detalles de la casa tenían más de 20 años, por lo que Paula buscó formas de hacer mejoras en su hogar con un presupuesto ajustado.

Paula empezó a pensar de manera creativa y adoptó el enfoque de “hágalo usted mismo” (DIY). Con esa estrategia realizó pequeños cambios en su casa que tuvieron un gran impacto y que te puedo contar hoy en este post.

 

Pequeños cambios estéticos pueden suponer un gran salto de calidad.

Pequeñas soluciones grandes cambios
Imagen de Pan Xiaozhen.

Paula y su marido no tenían el presupuesto necesario para una reforma integral de su casa. Así que Paula buscó pequeños cambios que hicieran que el espacio fuera más bonito y actualizado.

“Queríamos realizar pequeñas mejoras y reparaciones en nuestro hogar que fueran económicas, pero que fueran de gran impacto. Vimos que muchos de los detalles que tenía la casa hacía que su aspecto pareciera mucho más anticuado. Enfocamos las mejoras con el objetivo de modernizar el aspecto sin tener que gastar mucho dinero”.

>> Lectura recomendada: Cómo convertir tu casa en tu Hogar.

 

Lo primero que decidieron fue que había que cambiar las puertas. Tuvieron que comprar puertas nuevas, pero pudieron ahorrar dinero instalando las puertas ellos mismos, en lugar de incluir el montaje en el precio.

También consiguieron ahorrar dinero aprovechando los picaportes y las bisagras existentes, que eran de calidad y su estética favorecía al estilo que querían para su hogar. Lo que hicieron fue desmontarlos, darles una limpieza profunda y embellecerlos con aceite para bronce.

La misma lógica aplicaron con los armarios de la cocina. Eran unos armarios de roble de aspecto anticuado. Lo que hicieron fue pintarlos de blanco para darles una segunda vida y un acabado mucho más actualizado.

Con ese acabado, la cocina empezaba a verse más luminosa y solo tuvieron que comprar un poco de pintura y aplicar mucha ilusión. A veces es difícil hacerse una idea del aspecto final cuando tienes delante unos muebles muy anticuados, pero es importante tratar de imaginarlo porque el resultado merece la pena.

Cuando Paula vio la diferencia que la pintura producía en su cocina, se terminó de convencer para darle un nuevo acabado de pintura a cada espacio de su hogar, con colores más adecuados y actualizados.

“Nuestro plan de reforma se resumía en tres estrategias: solo reemplazar aquello que no se podía mejorar estéticamente, utilizar pintura para modernizar el aspecto de las piezas originales y conseguir que lo que ya estaba allí fuera más bonito”.

 

Invierte en soluciones para el hogar que aporten valor a largo plazo.

como aumentar el valor de tu casa
Imagen de Ali Hegazy.

Paula se centró en mejoras estéticas para convertir aquella casa anticuada en el hogar de sus sueños. No sólo serviría para vivir en ella mucho más a gusto, sino que la estética actualizada podría impresionar a los futuros compradores de vivienda, si alguna vez decide vender su casa.

De hecho, el objetivo clave en la reforma de tu casa debería ser aumentar su valor de mercado. Dado un presupuesto para la reforma, el plan es conocer dónde hay que gastar el dinero para obtener el máximo rendimiento. Hay que gastar en renovaciones que tengan un retorno de inversión.

 

>> Lectura recomendada: Cómo aumentar el valor de tu casa.

 

Podemos saber si una renovación merece la pena, comparando precios de casas con y sin las reformas hechas, y midiendo por otro lado lo que costaría renovarlas. Pero hay dos actualizaciones que casi siempre merece la pena realizar el gasto.

Una es instalar un nuevo suelo de madera, eliminando la moqueta si la hubiera. El otro sería invertir en mejorar antigüedades en suelos, armarios y electrodomésticos. Muchas veces los armarios de cocina se pueden reparar y cambiar su aspecto exterior con poco dinero.

De la misma manera, hay suelos que solo necesitan ser mimados para que vuelvan a lucir su máximo esplendor, y en cuanto a los electrodomésticos, habrá que mirar por la eficiencia energética que suponen un extra de ahorro en el uso.

Todas esas mejoras en tu hogar, harán que vivas con mejor calidad y puedas recuperarlo cuando quieras vender tu casa.

¿Tus suelos de madera tienen un aspecto desgastado, pero la idea de renovarlos por completo es demasiado desalentadora? No te preocupes: hay muchas maneras de volver a dar vida a los suelos anticuados o dañados, sin tener que levantarlos ni realizar una sustitución completa.

La misma lógica puedes aplicarla a cualquier parte de tu casa, empieza a pensar que no todo es tirar y volver a comprar todo nuevo. Para la reforma de tu casa, en el término medio está la virtud.

 

Estrategias para ahorrar dinero en la reforma de tu casa.

como ahorrar en la reforma de tu casa
Imagen de Christian Dubovan.

¿Quieres llevar a cabo la reforma de tu casa pero no sabes por dónde empezar? Hoy te regalo una guía paso a paso para reformar tu casa, ya que cuando se trata de ahorrar dinero en la reforma de tu casa, hay algunas técnicas que funcionan y que están comprobadas.

 

>> Lectura recomendada: Cómo ahorrar hasta un 20% en la reforma de tu piso.

 

No esperes hasta que estés a mitad de la reforma de tu casa para descubrir que deberías haber pintado las paredes antes de colocar los suelos de madera maciza o que el cableado debería haberse terminado antes de que entrara el nuevo techo. Sigue una lista de verificación (checklist) en tu proyecto de reforma y conseguirás estar menos estresado.

Contar con un checklist proporciona una transparencia completa sobre lo que debe suceder y cuándo en la reforma de tu casa. Te ayuda a implementar el proceso y administrar las tareas, también a coordinar diferentes grupos de trabajo de profesionales en el orden correcto y sin que se estorben entre ellos, evitando conflictos innecesarios.

 

Decide sobre las partes que harás tú (DIY) y las que harán los profesionales (PRO).

DIY vs PRO
Imagen de Charles Deluvio.

¿Lo puedo hacer yo mismo y ahorro dinero o debo contratar a un profesional que lo haga? Es la pregunta de cada propietario de una casa que se prepara para emprender una reforma: ¿Cuánto puedo hacer yo mismo? Si estás dispuesto a ensuciarte las manos, puede ser más de lo que piensas. Habrá proyectos que puedas hacer tú mismo, y otros que tendrás que dejar a los profesionales.

Ten en cuenta que llevar el control de la reforma de tu casa no es sencillo, y debes pensar en que un profesional te ofrecerá garantías temporales por su trabajo. Para pequeñas tareas DIY puedes ahorrar algo de dinero si tienes la capacidad de llevarlo a cabo tú mismo sin que tu trabajo interfiera con el de los profesionales.

Ten cuidado de no incurrir en una pérdida de garantía por modificar algún trabajo realizado por alguno de los profesionales. Debes aclarar muy bien hasta donde llega cada uno. No obstante, remangarse y abordar el trabajo en una base de bricolaje es una de las mejores formas de ahorrar en la reforma de tu casa.

Eso no significa que debas conectar la electricidad si no tienes conocimientos sobre el tema. Pero si puedes hacer ciertos proyectos de construcción por tu cuenta, podría costar menos que contratar a alguien que lo haga.

Cuantas más habilidades tengas, mayor será el margen de ahorro en mano de obra, eso sí, piensa en el tiempo que te llevará llevar a cabo los trabajos tú mismo, ya que a veces es mejor contratar a alguien cuando sabes que tu tiempo es escaso o vale más de lo que puedes permitirte.

 

Haz un plan antes de comenzar (PRO).

planifica tu reforma integral
Imagen de Felipe Furtado.

Antes de empezar con la reforma de tu casa, echa un vistazo completo a todo lo que se avecina, teniendo en cuenta los costos y los plazos. En este punto, vale la pena pagarle a alguien para que piense estratégicamente sobre el proyecto completo. Necesitas saber el alcance máximo del trabajo, desglosarlo en sus diferentes partes y elaborar estrategias de acción para completar cada fase.

Para reformas a gran escala, necesitarás técnicos cualificados que verifiquen el estado real de los sistemas estructurales en tu hogar, como un arquitecto de confianza que pueda proponer un proyecto y su oferta.

Un profesional podrá alertarte sobre cualquier actuación urgente que se necesite, ya que tiene los conocimientos técnicos adecuados para este fin. Te aportará una información detallada y real de forma que puedas saber desde el principio de qué tipo de reformas estamos hablando.

No es lo mismo cambiar los enchufes de casa que tener que renovar la instalación eléctrica completa por incumplir la normativa de seguridad.

 

>> Lectura recomendada: Cómo conseguir la casa más barata y funcional.

 

Usa enfoques creativos en tu plan para hacer que los espacios sean estéticamente mejores.

Puedes seguir el ejemplo de Paula, por ejemplo, y usar pintura en aerosol para embellecer los pomos de las puertas en lugar de pagar por unos nuevos.

Considera la posibilidad de utilizar elementos con aspecto inacabado o en bruto.
acabados en bruto
Imagen de Viktor Forgacs.

Cualquier cosa que reduzca los costos en mano de obra es una buena noticia. Acabados como tablas de madera o ladrillo visto, por ejemplo, eliminarán la necesidad de un acabado fino de yeso, una tarea que tendría que realizar un profesional y que puede suponer una diferencia importante en el precio final.

 

La adquisición de materiales hazla tú mismo (DIY).

adquiere tu mismo los materiales de construccion
Imagen de Joshua Hoehne.

Algo que puedes asumir fácilmente en la reforma de tu casa es comprar tus propios materiales. Hay una serie de materiales que puedes elegir tú mismo o rescatar de tiendas de antigüedades y mercados especializados.

Eso sí, consulta con tu profesional de confianza sobre cuestiones de cantidades y tamaños. Un error común en las reformas es no solicitar los materiales a tiempo o hacerlo en un orden incorrecto.

Este tipo de errores conllevarán retrasos en la obra que pueden ser costosos. Comprar todos los materiales antes de comenzar la reforma de tu casa reducirá la posibilidad de retrasos en la obra.

 

>> Lectura recomendada: Cómo planificar la reforma integral de tu casa.

 

Haz una lista detallada de lo que necesitas comprar.

Si bien la compra de todos los materiales de construcción o una suite completa de cocina o baño de un proveedor es el camino más rápido para la reforma de tu casa, definitivamente no es el más ajustado en precio.

No hay ninguna razón por la que tengas que comprar todos los electrodomésticos y encimeras al mismo proveedor que está suministrando los muebles de cocina. Lo mismo ocurre con los baños.

Si eres capaz de despiezar al detalle tu presupuesto, te será más fácil buscar y encontrar cualquier material en los catálogos de varios proveedores. De esa manera, puedes comprar cada parte allí donde tengas mayores ventajas económicas, sin que tu diseño se vea afectado.

Planifica la adquisición de gangas en materiales.

Si tienes la posibilidad de almacenar material, intenta aprovechar las ofertas flash sobre materiales que necesitas para la reforma de tu casa.

No esperes hasta el momento de necesitar una nueva cocina para comenzar tu búsqueda. Compra una ganga cuando veas que puedes obtener un gran ahorro.

Reutiliza materiales antiguos.

Hay empresas que venden materiales de construcción excedentes, así como muebles usados que se pueden aprovechar. Es cuestión de elegir bien para que el conjunto sea novedoso y estéticamente contemporáneo. Además suele ser un material más barato que puedes mejorar estéticamente para adaptarlo a la reforma de tu casa.

Muchos proyectos de renovación implican la demolición de edificios viejos. Reutilizar los ladrillos originales ofrece grandes ahorros. Del mismo modo, reutilizar las tejas en buenas condiciones no solo te permitirá ahorrar dinero, sino que también ayudará a que tus nuevas incorporaciones se integren con las antiguas.

En el caso de las ventanas de madera, por lo general es preferible reparar en lugar de reemplazar, además, por lo general, también es más rentable en la reforma de tu casa.

Mezcla productos de calidad media con productos de alta gama.

La alta calidad ya no va de la mano con un precio elevado. Si bien no todos los packs de baño y cocina baratos ofrecen una buena relación calidad-precio, muchas de las gamas disponibles han avanzado a pasos agigantados en los últimos años.

Comprar frentes de armario estándar y decorarlas con encimeras, manijas y luces ocultas más inusuales o llamativas, por ejemplo, ofrece una alternativa ajustada en precio respecto a las cocinas de diseño de alta gama.

 

Las reparaciones y reformas estructurales déjalas en manos de profesionales (PRO).

la estructura es para profesionales
Imagen de Andrey Grinkevich.

Los elementos estructurales de la casa son intocables. Hay que tenerlo en cuenta sobre todo si queremos reformar una casa con cierta antigüedad.

Habrá que tener en cuenta la antigüedad de propiedades cercanas y el tipo de obras que queremos llevar a cabo. No sería la primera vez que una excavación consigue derribar un antiguo edificio cercano.

 

Las demoliciones ligeras, hazlas tú mismo (DIY).

Demoliciones ligeras DIY
Imagen Jenny Marvin.

La demolición ligera es factible por sí misma. Esto implica desmontar armarios, electrodomésticos, accesorios, azulejos y molduras que irán al punto limpio.

Evidentemente tendrás que ir con cuidado, para no afectar a piezas estructurales o cortar instalaciones de algún tipo que compliquen el plan para la reforma de tu casa.

 

Las instalaciones de Gas, electricidad y fontanería son para los profesionales (PRO).

Para este tipo de instalaciones necesitarás contar con profesionales por razones obvias. Pero sobre todo, porque la mayoría del trabajo requiere permisos.

 

Las mejoras estéticas puedes hacerlas tú mismo (DIY).

Aquí es donde los propietarios de casas suelen tener la mayor flexibilidad en las reformas. Los cambios estéticos no necesitan permiso. Además, hay muchos recursos DIY disponibles online que puedes aprovechar para sacarle partido a la reforma de tu casa.

Hay multitud de videos en YouTube que te enseñan proyectos DIY sobre tu hogar. Aplicar yeserías y mortero sobre ladrillos, lijar madera, recrear molduras de techo o instalar mosaicos son algunos ejemplos.

La clave está en investigar mucho y hacer pruebas a pequeña escala antes de aplicar lo aprendido sobre tu casa.

La primera regla es no romper nada. Cualquier paso que lleves a cabo debe poder revertirse. De esta forma, siempre podrás buscar a un manitas a domicilio para que solucione tu error.

 

Planifica los gastos de mejoras del hogar y la fase de diseño.

Los cambios en los diseños y materiales durante el proceso de la reforma de tu casa agregan demoras y costos que realmente pueden acabar con tu presupuesto, por tanto hay que evitarlos a toda costa.

Debes planificar bien tu reforma para que no haya sorpresas de última hora. Te encontrarás con imprevistos que se escapen a tu control, pero debes minimizarlos desde el principio hasta el final.

Ahorra dinero para poder pagar algunas mejoras de tu bolsillo, e intenta evitar tener que solicitar financiación a terceros. Si no hay más remedio que acudir al banco, estudia muy bien las condiciones. Debes conseguir que la reforma de tu casa no suponga tu asfixia financiera por impago de las deudas e intereses.

Verifica si la inversión revalorizará tu casa.

Sigue las estrategias que aumenten el valor de tu casa, aunque no vayas a venderla ahora. Con suerte, serás el propietario de una casa más bonita que aumentará de valor gracias a tus actualizaciones inteligentes.

 

Consigue todos los permisos necesarios para realizar una reforma legal.

Tendrás que consultar con tu ayuntamiento para aclarar las normas locales antes de comenzar la reforma de tu casa. ¿Vas a añadir superficie útil a tu vivienda? ¿Cambiarás el uso de alguna habitación? ¿Es posible que necesites modificar la estructura de la vivienda? ¿Modificarás el color de la fachada?

Es habitual que todo esté regulado por las diferentes normativas aplicables. Es responsabilidad del propietario estar al tanto y cumplir con ellas para que la reforma sea legal.

Lo mejor, ve a tu ayuntamiento e informate de todo. Incluso si necesitas ayuda, ve acompañado de un profesional para que te asesore. De esa manera, te podrá explicar en cuanto a normativa cada detalle de la reforma de tu casa.

 

Compara múltiples presupuestos.

compara varios presupuestos
Imagen de Nordwood Themes.

Puede haber enormes diferencias entre diferentes empresas de reformas. Lo más importante es que en los presupuestos se indiquen todos los detalles de la reforma de tu casa. Si tienes varios presupuestos detallados, podrás realizar la comparativa entre ellos.

Ten en cuenta que lo más barato no siempre es lo mejor. Mi recomendación es que cuantos más presupuestos tengas, mucho mejor. Así será más fácil compararlos y saber exactamente qué vas a necesitar. Con la comparativa sabrás en qué merece la pena invertir dinero para mejorar tu hogar.

 

Ordena y fija la secuencia de los trabajos en la obra.

ordena la obra
Imagen de Samuel Zeller.

En general, trabaja desde la parte superior hasta la parte inferior de una habitación. Por ejemplo, empieza con los techos, luego con las paredes y los suelos. Si estás colocando suelos nuevos, lo mejor es que la pintura se haga primero para evitar salpicaduras o derrames.

Lo ideal es coordinar el trabajo por cada uno de los oficios, en lugar de habitación por habitación. Este sería un orden lógico para la reforma de tu casa:

  • Diseño y planificación.
  • Demolición y desescombro.
  • Tabiquería.
  • Instalaciones.
  • Enfoscados de paredes y techos.
  • Suelo.
  • Puertas y ventanas.
  • Molduras y zócalos.
  • Pintura.
  • Armarios.
  • Electrodomésticos e iluminación.
  • Puertas de armarios.
  • Acabados estéticos y decoración.

 

>> Lectura recomendada: Cómo vender tu casa mediante Home Staging.

 

Recuerda que la reforma de tu casa probablemente será más costosa y desordenada de lo que hayas imaginado. Es importante mantenerse en el plan que te plantees hasta el final, sin atajos y cumpliendo con tu checklist.

Ánimo con la reforma de tu casa, seguro que la experiencia merecerá la pena.

Reforma integral de tu casa: cómo planificar

Todos en algún momento de nuestra vida hemos pasado o vamos a pasar por la experiencia de reformar una casa. Cuando la casa es de algún familiar lo vives desde una perspectiva muy diferente. En esta ocasión imagina que vas a llevar a cabo una reforma integral de tu casa.

reforma integral de tu casa
Imagen de Milivoj Kuhar.

Mi objetivo es intentar darte los mejores consejos. Cuando termines la reforma integral querrás empezar a planificar la siguiente por lo enriquecedor de la experiencia. Es un recorrido que no va a ser sencillo, pero te aseguro que los resultados van a merecer la pena.

No te quiero engañar. Piensa que durante la reforma integral de tu casa habrá ruidos, suciedad y desorden por cada rincón. Organizar la reforma integral con tiempo de antelación nos facilita bastante la tarea, evitándonos algún que otro sobresalto.

Así que siéntate, respira y organiza todo lo relacionado con tu reforma. Básicamente estos son los puntos 4P que tendrás que definir:

  • Propósitos que quieres cumplir para cada estancia.
  • Profesionales que necesitarás para la reforma integral.
  • Presupuestos con los que vas a contar.
  • Plazos para cada fase de la reforma integral.

Primeros consejos para planificar.

reforma integral de tu casa
Imagen de Raquel Martínez.

Te cuento el primer gran consejo: es más barato hacer modificaciones en papel que en obra. No tengas miedo de plantear todos los posibles caminos. Simula todas las combinaciones y posibilidades. De esta manera podrás comparar diferentes soluciones y elegir la que mejor se adapte a tu vida.

Cada persona es un mundo, ¿a que ya lo sabías? Hay multitud de formas de entender lo que nos rodea y el espacio en el que queremos desarrollarnos. Nuestra casa debe ser un reflejo de nosotros mismos.

Piensa en cómo eres, cómo es tu día a día y cómo te gustaría vivir.

No te pongas límites a la hora de plantear soluciones, evidentemente cuanto más exclusivo quieras tu diseño, más caro resultará. Imagina que no tienes problemas de dinero. Intenta no cerrarte a soluciones que al principio parecen más caras, pero luego no lo son tanto.

Invierte más recursos en aquellos objetivos más importantes para tu vida. De hecho, lo ideal es que te muevas siempre en el ámbito de la buena relación calidad-precio. Ni lo más barato ni lo más caro es lo mejor. Lo mejor es aquella solución que cumpla con todos tus objetivos.

Toma nota de los siguientes consejos que te doy, basados en mi propia experiencia.

 

Toma tu tiempo y piensa bien en los detalles.

reforma integral de tu casa
Imagen de Cristina Gottardi.

La primera duda que tendrás es si vas a hacer una reforma integral o una reforma parcial. Frases como “¿si reformas el baño no le vas a hacer nada a la cocina?” irán apareciendo en tu cabeza.

Una reforma integral es un conjunto de acciones que modificarán la estética y la funcionalidad de los espacios.

Si la casa a reformar ha sido tu hogar durante años, estoy segura de que te conoces cada rincón. Seguro que sabes decirme qué mejoras necesita con un porcentaje alto de acierto.

Cuando llevas poco tiempo viviendo en ese lugar, es posible que haya detalles que se te puedan escapar. Por eso siempre es bueno contar con segundas opiniones de profesionales.

¿Eres de los que piensan que los arquitectos solo construyen grandes complejos comerciales a cambio de contratos millonarios?

Los buenos arquitectos son una gran ayuda y más cercana de lo que te piensas. A día de hoy son muy accesibles. Todos los que conozco están muy lejos de la figura petrificada de arquitecto estrella.

¿Sabías que hace un tiempo los arquitectos se movían levitando por encima del resto de los mortales?

Ahora la mayoría de arquitectos que conozco se meten en el fango desde el primer día. Siguen teniendo grandes conocimientos técnicos de diferentes gremios de la construcción. Además, por si fuera poco, no cobran grandes cantidades de dinero para ofrecerte sus mejores ideas.

Es el momento de hacer una lista con todas las cosas que quieres cambiar en cada estancia de tu casa. Tienes que ser capaz de definir materiales, texturas, colores y funciones de cada espacio.

Cuanto mejor analices qué tienes y sepas qué quieres, más éxito tendrás en la reforma integral de tu casa.

 

No te quedes sólo con un presupuesto.

reforma integral de tu casa
Imagen de Alain Pham.

Una vez que tienes el listado de cosas por hacer, lo vas a completar con los precios de cada parte. El presupuesto es la base sobre la que se guiará la reforma integral y debe estar bien fijada.

Invierte tiempo en aclarar todos los conceptos de la obra para que no se escape ningún detalle.

Es importante que no dejes nada para después. Cualquier imprevisto en reforma integral se reflejará en un aumento considerable del coste.

Si no planificas correctamente, puedes fácilmente llegar a triplicar el precio de lo que te querías gastar. Debemos evitar una mala gestión y soluciones imprevistas que requieran rehacer parte de la obra.

Busca varios profesionales que realicen el mismo servicio. Es muy fácil que no tengas en cuenta algo que después puede suponer un gasto importante.

Solicita un presupuesto detallado por capítulos, compara y elige el que mejor se adecue a tus objetivos.

Ten en cuenta el precio de los materiales y el coste de la mano de obra. Los proveedores suelen indicar precios por unidad, por metro lineal, por metro cuadrado, por metro cúbico…

Observa la unidad de medida para poder comparar y hacerte una idea del coste de un material.

El coste de la mano de obra se suele medir con un importe por hora. Lo recomendable es que compares los precios medios de tu zona. Así sabrás si lo que te ofrecen es adecuado o está muy por encima de la media.

De 10 presupuestos descarta los 3 más baratos y a los 3 más caros. Evalúa la mejor calidad-precio de los 4 restantes.

Te sorprenderá el rango de precios tan dispar en el que se mueve la construcción. Por eso es importante que tú les indiques qué capítulos quieres tener en cuenta. De esta forma podrás comparar precios y calidades partiendo de una misma base. Cuanto más detallado esté el presupuesto, mejor.

 

Documentación en regla.

reforma integral de tu casa
Imagen de Helloquence.

Es tu obligación como promotor de la obra cumplir con todos los requisitos legales. Si la empresa que se encarga del proyecto te presta este servicio te resultará mucho más cómodo.

En caso contrario lo que debes hacer es ir a tu Ayuntamiento. Allí te indicarán si se trata de una obra menor o mayor y los permisos que estaríamos obligados a solicitar.

En general piensa que, para cualquier reforma, por pequeña que parezca, hay que solicitar permisos. Suele ser obra mayor cuando necesites un proyecto visado por un Arquitecto en el que modifiques elementos estructurales o pertenecientes a los elementos comunes de un bloque de viviendas.

Si la reforma es interior y no modificas ni elementos comunes, ni estructurales, tan solo habrá que pagar las tasas correspondientes necesarias.

Debes contemplar posibles trabajos en altura, el transporte de los escombros y residuos que genere la obra a un punto limpio y el alquiler de grúas y cubas con sus permisos correspondientes. Todo ello debe aparecer en el presupuesto.

Es bueno informar al presidente de tu comunidad de la reforma que vas a hacer.

De esta manera, minimizarás los problemas con tus vecinos y que en un momento dado te puedan parar la obra. Tu reforma debe cumplir con las normas de tu comunidad de vecinos. Además, es aconsejable minimizar los ruidos en horas de descanso, y la suciedad en las zonas comunes.

 

Antes de pagar, comprueba.

reforma integral de tu casa
Imagen de mari lezhava.

Debemos asegurarnos que toda la obra quede conforme a lo que se haya pactado en el presupuesto y posterior contrato.

Es habitual hacer un primer pago para que los profesionales puedan comprar el material y empezar la reforma integral.

Durante la obra, a medida que se van cumpliendo los objetivos y plazos, se van realizando diferentes pagos.

Cuando hayas pagado un 100% debes estar conforme con todos los trabajos realizados.

No olvides incluir en tu contrato una cláusula de penalización por si no se cumplen los plazos acordados. Muchas veces los plazos se alargan, en ocasiones demasiado.

Es muy aconsejable no incidir demasiado en el transcurso de la obra, hay que dejar trabajar a los profesionales. Eso no quita de ir revisando los avances para detectar a tiempo cualquier desviación de lo que se había planeado.

Hoy en día es muy sencillo ir a la obra cuando nadie trabaja allí y realizar fotografías con el móvil. Así es más fácil controlar que todo va como debe ir.

Además, puedes hacer un montaje final de la reforma integral para ver el antes y después de tu casa. Verás los enormes cambios que ha sufrido e incluso pasado un tiempo te sorprenderá el cambio.

Mira estos ejemplos de uno de nuestros clientes que hizo una reforma integral en su casa:

Un ejemplo, un buen punto de partida.

reforma integral de tu casa
Imagen de Thought Catalog.

A continuación, te enseño un ejemplo de listado de materiales que puedes tomar como referencia para realizar el tuyo propio.

Con este ejemplo puedes hacerte una idea del listado que debes manejar para llevar a cabo tu reforma integral.

No es un listado actualizado, pero puede servirte para ver el tipo de información de los materiales que puedes controlar.

Descarga la tabla de ejemplo aquí.

Para la reforma integral de casa, ¿qué profesionales necesito?

reforma integral de tu casa
Imagen de Photo-to-Canvas.com

Como te he ido explicando todo debe estar bien atado antes de empezar la reforma integral.

Debes conocer qué profesionales llevarán a cabo los diferentes trabajos de tu reforma integral.

¿Sabes indicarlos? Como seguramente te falte experiencia en este aspecto, voy a intentar resumirte los más importantes y qué tipo de trabajos realiza cada uno.

Lo ideal es que intentes resolver todos los trabajos con un único equipo multidisciplinar.

Tendrás que buscar empresas que realicen reformas integrales con los mejores profesionales albañiles, fontaneros, electricistas, carpinteros, pintores e instaladores.

Puedes leer este interesante post para ampliar más información sobre el tema: ¿Cuánto puede costar la reforma de una casa?

>> Solicita los servicios a domicilio de los mejores profesionales en servelis.es.

Albañiles.

Puedes contar con ellos para renovar tus ventanas ya que ellos se encargarán de modificar el hueco donde instalarlas. Deben estar correctamente colocadas ya que de ello dependerá un correcto aislamiento térmico y acústico.

Pueden ayudarte a realizar una reforma parcial en baño y cocina. O a unificar espacios como la cocina y el salón en un diseño “open concept“.

Con este tipo de acciones ganaremos en amplitud y estaremos a la última en diseño y decoración de espacios.

Fontaneros.

Estos profesionales se ocupan de la instalación y mantenimiento de todo lo relacionado con tuberías. Grifos, calefacción, fugas, etc. en definitiva, tus instalaciones de fontanería y saneamiento. Controlan la entrada y salida del agua de tu casa.

Pueden realizar distintos tipos de desatascos, reparaciones de tuberías de agua, reparaciones de desagües o reparaciones de bajantes. También pueden sustituir e instalar los sanitarios que hayas comprado para tu baño o los nuevos grifos para tu cocina.

Si ves que tu agua sale marrón seguramente tengas óxido en tus tuberías o algún tipo de filtración o rotura. Baja presión, ruidos extraños al abrir el grifo u olores desagradables son problemas cotidianos muy molestos que puedes solucionar con la ayuda de un grupo de fontaneros de confianza.

Hay ciertas incompatibilidades entre materiales que debemos evitar. Un buen fontanero debe conocer cómo se pueden unir los diferentes materiales de tuberías para evitar futuros problemas. Sobre todo, si tu casa tiene ya varias décadas y nunca se ha reformado.

Ten en cuenta que esta partida no suele ser despreciable y es muy necesaria para que quedes contento con el resultado.

>> Desatasca ahora tus tuberías realizando una sencilla solicitud en servelis.es.

Electricistas.

Los electricistas son aquellos profesionales que nos ayudan a vivir con las luces encendidas. Ellos instalan, mantienen y realizan todas las reparaciones que tienen que ver con el cableado eléctrico de nuestra casa.

Cierto es que algunas averías hasta que no las tratan no se detectan. Con sus herramientas pueden comprobar con exactitud el fallo que exista en el circuito eléctrico de nuestra casa, utilizando el equipamiento y herramientas aislantes apropiadas.

Nos encantan los proyectos DIY, pero para temas eléctricos, ante todo la seguridad va por delante. No toques algo si realmente no sabes las consecuencias que tendrá. Su trabajo requiere una actividad física importante, así como preparar tanto los materiales como el equipamiento antes de realizar la tarea.

>> ¿Quieres cambiar todos los enchufes de tu casa? Solicítalo ahora en servelis.es.

Carpinteros.

Tanto para cambiar algún elemento de la carpintería interior de tu casa como instalar un suelo ya sea de madera o laminado, tenemos que contar con alguno de estos profesionales.

Realizar un cambio en la carpintería interior es un enorme paso para dar el gran cambio que necesitas para tu casa.

No es una modificación muy ambiciosa, pero sí muy efectiva. Puedes sustituir tus antiguas puertas, así como los frentes de tus armarios empotrados o muebles de cocina.

A la hora de cambiar el suelo si se trata de suelo laminado o tarima flotante, te lo puede colocar un parquetista.

Si hablamos de un suelo de madera natural lo mejor es que cuentes con un carpintero ya que él se preocupará de todos los detalles y realizará un trabajo más artesanal y elaborado.

Para cambiar los herrajes deberás contactar con un carpintero si no te atreves tú. Al cambiar una manilla suele ser habitual que la nueva no encaje con la anterior.

En ese caso habría que tapar agujeros por lo que si cuentas con un carpintero él se va a encargar de todo y además reparará posibles arañazos o golpes.

Pintores.

Los profesionales de este gremio preparan y limpian las superficies y distribuyen de manera uniforme la pintura elegida.  Da igual que tengas papel pintado porque también se encargan de retirarlo.

A parte de pintar tus puertas para que parezcan nuevas, los pintores pueden reparar las grietas en tus paredes.  Ellos se encargan de sanearlas, reparar golpes o fisuras, alisar superficies y quitar el anticuado gotelé.

Es uno de los acabados más efectivos a la hora de darle un cambio radical a tu casa y no es demasiado caro ni consumirá demasiado tiempo.

Emplea diferentes tipos de pintura como la metálica para cubrir tus tuberías, el esmalte para tus radiadores, el barniz para tus superficies de madera o pintura acrílica para tus zonas afectadas por la humedad o grasa.

>> ¿Necesitas Pintores de confianza? Solicítalo en servelis.es.

Instaladores.

Para actualizar la mampara de tu bañera o ducha, la opción más segura es contratar los servicios de un instalador que se ocupe de todo. Que la mampara sea más o menos estanca, dependerá en gran medida de su correcta instalación.

Para instalar el aire acondicionado, lo normal es que la propia empresa que te suministra el equipo sea también quien se encargue de su instalación.

Si no es así, ten en cuenta el material adicional como los soportes, la tornillería y el material anti vibraciones que tendrás que comprar.

Y qué decir del montaje de muebles. No todos hemos nacido con habilidades para ser capaces de interpretar las instrucciones de un mueble y llevar a cabo su montaje.

Incluso si son de IKEA, los muebles a veces no son fáciles de montar. Es mejor que busques a alguien con esas capacidades, seguramente cuente con las herramientas apropiadas y te librará de más de un quebradero de cabeza.

>> Solicita ahora un montaje de muebles a domicilio en servelis.es.

 

Si ya te ha quedado claro y sabes que profesionales hacen cada tarea, ya solo te queda lanzarte. Empieza ya a planificar la reforma integral de tu casa.

Entra en servelis.es, regístrate que es gratis, solicita tus servicios y los mejores profesionales de confianza se pondrán en contacto contigo para ofrecerte los mejores resultados con las máximas garantías.

Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
Instagram
YouTube
YouTube
LinkedIn
RSS
Mail
Profesionales
Presupuestos