Ganar dinero como profesional autonomo

Para ganar dinero como profesional autonomo debes conocer los aspectos principales que influyen directamente en tu manera de afrontar los proyectos que lleves entre manos.

Ganar dinero como profesional autonomo
Imagen de Rawpixel.

A riesgo de decepcionarte, te anticipo que no hay ninguna receta milagrosa. Sin embargo, hay ciertos principios probados en la práctica que pueden servir como modelo para un profesional autonomo.

 

Cómo ganar dinero como profesional autonomo.

 

Ganar dinero como profesional autonomo
Imagen de Markus Spiske.

Ser un profesional autonomo tiene numerosas ventajas, la principal es ser tu propio jefe y marcar el ritmo que necesites para hacer crecer tu negocio. Por otro lado, la diferencia entre ser un freelance de éxito o apenas poder hacer frente a todos tus gastos consiste en ser un profesional autonomo de alta productividad.

A su vez, tu productividad dependerá de lo eficiente que seas utilizando tu tiempo y lo eficaz que seas utilizando los recursos disponibles para hacer crecer tu negocio.

Cuando eres un profesional autonomo, nadie te dice a qué hora te tienes que ponerte a trabajar o cuántas horas tienes que trabajar ese día.

El objetivo general para ganar dinero como profesional autonomo es completar el mayor número de solicitudes de cliente en el menor tiempo posible, sin comprometer la calidad.

Cuanto más tiempo ahorras, más dinero ganas. Sencillo y claro.

>> Lectura recomendada: Cómo empezar a trabajar y ganar dinero como freelance.

 

Optimiza tu negocio.

Optimizar tu negocio
Imagen de Carlos Muza.

Trabajar en un lugar confortable.

Un puesto de trabajo ergonómico es una base adecuada para ser eficaz y eficiente. Esto te permitirá no sufrir las consecuencias por malas posturas, una iluminación inapropiada o ruidos por encima de los niveles confortables, que son los tres principales enemigos de la concentración en el trabajo.

Sé riguroso con los tiempos de descanso, sobre todo si te llevas muchas horas en la misma postura delante de pantallas. Así evitarás que tu salud se vea degradada y tu trabajo se convierta en algo monótono y aburrido.

Para ganar dinero como profesional autonomo necesitas educar tu cuerpo al igual que lo haces con tu mente. Debes aprender a equilibrar la actividad mental estática productiva con una adecuada actividad física.

Tener equilibrio entre el cuerpo y la mente te ayudará a concentrarte mejor y será un gran aliado para evitar problemas de salud.

Concentrar tu negocio y especializarse.

Una de las mejores formas de ganar dinero como profesional autonomo es especializándote en algo. Cuanto más concreto sea tu nicho de mercado, más fácilmente podrás estandarizar y optimizar tus procesos de trabajo. Así evitarás incógnitas innecesarias y pérdidas de tiempo.

Llevar tu negocio al mundo de la digitalización ya es casi un requisito, por lo que cuanto antes te familiarices con la tecnología y el mundo digital, antes podrás ser competitivo. Aprovecha lo mejor del mundo tradicional y el mundo digital. En el fondo, se trata de aprovechar todas las herramientas a tu alcance para hacer crecer tu negocio, independientemente de su origen online u offline.

Fijar cada proyecto en un contrato.

Puedes contar con una plantilla e ir haciendo mejoras conforme vayas acumulando experiencia. Un contrato te ayuda a fijar acuerdos sobre algunos aspectos del proyecto con tu cliente.

Todo lo que necesitas de momento es un acuerdo general que cubra algunos términos básicos, como por ejemplo:

  • Principio de originalidad: El trabajo que produces es original y no plagiado.
  • Términos de pago: Define cómo, cuánto, cuándo te pagan.
  • Principio de confidencialidad: La información del cliente es tratada como confidencial.
    Establece un pago inicial por adelantado.

Para todos los proyectos que quieras llevar a cabo, establece un 50% por adelantado antes de empezar cualquier trabajo, y deja esto claro al cliente desde las negociaciones iniciales y en el contrato.

Si el cliente tiene un problema con este punto, es una mala señal para ti y deben saltar todas las alarmas. Probablemente estás delante de un mal cliente.

Es bueno explicar que este acuerdo es una medida de protección para ambas partes y que el proyecto no puede avanzar sin este requisito.

Evitar los clientes de baja calidad.

Te voy a dar una de las claves principales para ganar dinero como profesional autonomo: No puedes decir sí a tu cliente ideal si nunca dices no a los clientes de baja calidad.

Cualquiera que haya estado en el negocio de los servicios sabe que unos clientes son mejores que otros. Define bien tu perfil de cliente ideal y evita aquellos que te aporten más problemas que ventajas para tu negocio.

Cuida bien a los buenos clientes, trabaja para tenerlos contentos. Es una buena forma de invertir en tu negocio, de forma indirecta y con la mayor de las potencias posible. No hay nada mejor que alguien hable bien de ti y de la calidad de tus servicios para tu marca profesional.

 

Encaja cada tarea en el momento adecuado.

Gestion del tiempo como profesional autonomo
Imagen de Nick Fewings.

Aprender a medir los proyectos en horas.

Para ganar dinero como profesional autonomo tienes que aprender a estimar las horas necesarias para realizar un proyecto. Y cuanto mejor midas el tiempo real que empleas en cada proyecto o tarea, más fácil te resultará hacer un presupuesto de horas y ceñirse a él.

Establecer objetivos para medir el nivel de éxito en su cumplimiento.

No solo es importante dedicar tiempo a definir los objetivos de corto, medio y largo plazo, sino también a medir los resultados y las desviaciones o incumplimientos, de manera que puedas establecer a tiempo medidas correctoras en caso de ser necesario.

El corto plazo, días o semanas, el medio meses, y el largo años, son importantes para medir tu nivel de productividad y para conocer el estado real del negocio en todo momento.

Es un proceso dinámico en el que vas a ir incorporando toda la experiencia acumulada.

Si no nos marcamos plazos, nos estancamos. Tienes que saber qué quieres conseguir y cuándo, y en la medida de lo posible, cederle la tarea de chequeo del cumplimiento a otra persona.

De esta manera, la supervisión no depende de uno mismo, y esto te obliga en cierta manera a tomarte los objetivos y los plazos más en serio.

Pensar en tu propia franja de la super-productividad.

Cada uno tiene su propio momento del día en el que estás más activo y centrado. Depende de la persona. Algunos son más productivos por la mañana y algunos se desenvuelven mejor de noche.

Por lo tanto, para ganar dinero como profesional autonomo, elige tu franja de la super-productividad. Por ejemplo, puedes dedicar las dos primeras horas de tu jornada a realizar las tareas más complejas y prioritarias. Luego puedes tomar un descanso, para pasar a otras tareas de menos intensidad o más cortas.

De esta manera, podrás mejorar tu rendimiento y hacer más trabajo en menos tiempo.

Establecer tu propio sistema de recompensas.

Contar con un buen sistema de recompensas no sólo te ayudará a descansar entre las tareas, sino que también te dará una motivación extra cuando trabajes en una tarea. Establece pequeños hitos y una recompensa por cada hito cumplido.

También es necesario ser riguroso con los tiempos de descanso. Tener pequeños descansos en tu jornada te permite permanecer más centrado en el trabajo durante todo el día y preparar al cerebro antes de pasar a la siguiente tarea.

>> Lectura recomendada: Cómo aumentar tu productividad organizando tareas.

 

Minimiza los enemigos del crecimiento de tu negocio.

Hacer crecer tu negocio
Imagen de Ravi Roshan.

Conocer tus propios límites.

Para ganar dinero como profesional autonomo, no asumas tareas que no puedes llevar a cabo por falta de capacidad temporal o por limitaciones técnicas.

Siempre es bueno medir lo que tardas en llevar a cabo cada tipo de tarea. También es bueno distinguir muy claramente las tareas para las que cuentas con el suficiente conocimiento técnico, y aquellas que necesitarías buscar a un tercero para subcontratar la tarea.

Así evitarás crear falsas expectativas en tus clientes que terminarían decepcionados con tu servicio.

Aprender a delegar cuando sea necesario.

Subcontratar tareas a otros profesionales y un adecuado nivel de supervisión es el camino para poder abarcar más tareas en el mismo tiempo.

Puedes externalizar tareas asociadas a la propia gestión administrativa. De esa forma, puedes destinar ese tiempo a concentrarte en hacer crecer tu negocio y en tus clientes de calidad.

Incluso puedes cerrar un mayor volumen de negocio subcontratando paquetes completos a profesionales de confianza.

Para ganar dinero como profesional autonomo, es importante la supervisión del cumplimiento de tus estándares de calidad.

Evitar las situaciones que te hacen distraerte.

Trata de identificar lo que te hace perder el tiempo. Todos tenemos tendencia a darle una recompensa a nuestro cerebro, a hacer lo que nos gusta primero. Cuando conoces tus distracciones, eres capaz de evitarlas, o al menos de dejarlas para el tiempo de ocio.

Básicamente evita distracciones para no emplear tiempo en tareas que no aportan nada a tu negocio. Para ganar dinero como profesional autonomo, debes evitar situaciones como estas:

  • Trabajar en un entorno de ocio o descanso.
  • Usar el móvil de forma excesiva.
  • Trabajar en un entorno desordenado o con muchos elementos que distraen.
  • Escuchar canciones con letra o con un ritmo demasiado relajante.

Muchas veces hay proyectos que se ejecutan de forma simultánea. Así que debes asegurarte de organizar tus tareas en relación con las prioridades.

Conseguir no posponer las tareas.

Al ser tu propio jefe, tienes toda la libertad de hacer lo que quieras con tu tiempo y tu negocio. El peligro de esa situación es dejar para más tarde demasiadas tareas que podrías hacer antes. Si son demasiadas tareas acumuladas, llegará un momento en el que no podrás hacer frente a su resolución.

La regla a seguir aquí es simple. Para ganar dinero como profesional autonomo, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

>> Lectura recomendada: Cómo gestionar el tiempo para llevar una vida plena.

 

Espero que te haya servido para recordar algunos aspectos de tu negocio que a veces no se tienen en mente. Cuando ves por escrito algunas ideas, es más fácil centrarse en ellas.

Hacer el presupuesto anual de una empresa

Hacer el presupuesto anual de una empresa parece ser la parte menos atractiva del negocio, pero mantener un presupuesto realista es una necesidad.

De hecho, hacer el presupuesto anual realista y hacerle seguimiento durante todo el año puede significar la diferencia entre el éxito empresarial y el fracaso absoluto.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Hay varias maneras de hacer el presupuesto anual de una empresa. Algunos prefieren sumar todos los ingresos del año y todos los gastos del año. Luego, dividen cada categoría por doce para llegar a un promedio mensual.

Otros prefieren evaluar mes a mes Gastos vs Ingresos. En cualquier caso, puedes contar con ambos presupuestos, uno de promedios y otro de detalles mensuales.

 

Hacer el presupuesto anual de una empresa para medir desviaciones y cumplir objetivos.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Un presupuesto tradicional parte de los datos del año anterior para modificar en caso de ser necesario. Por otro lado un presupuesto base cero, se remonta al punto de partida en el que volvemos a evaluar cada elemento.

La recomendación es seguir una mezcla de ambos. Tomar el histórico y preguntarnos en cada caso si es necesario aumentar o disminuir la cantidad destinada a ese elemento según los objetivos anuales de ventas que nos marquemos mes a mes.

Es importante ver el fondo de cómo se debe entender el presupuesto anual. Para ello, imagina que tienes presupuestado gastar 100€ cada mes en un determinado servicio. En la realidad, empiezas a gastar 300€ en ese mismo servicio.

En esa situación hipotética, de nada sirve que modifiques el presupuesto que habías planteado para el año. Lo importante es saber reaccionar a esta desviación. En ese caso, debes darte cuenta de que necesitas generar 200€ al mes para no desviarte de tus objetivos.

Para el próximo año partirás de un presupuesto de 300€ en lugar de 100€. Además, sabrás si tu negocio es capaz de generar ingresos suficientes para absorber la subida.

Cuando es realista, el presupuesto anual es una herramienta que puede ayudarte a establecer y alcanzar objetivos financieros. El presupuesto anual puede ser una fuente de inspiración para mantener tus gastos controlados y tus objetivos a la vista.

Algunas herramientas que pueden ayudarte para hacer el presupuesto anual son:

Papel, lápiz y calculadora.
Software de hoja de cálculo, como Google Sheets.
Software para controlar la contabilidad de tu pyme y generar el presupuesto anual, como Selfconta.

Haz seguimiento al presupuesto anual.

Una vez que tengas preparado el presupuesto anual, no lo dejes olvidado en un cajón. Tienes que revisarlo a menudo. Compara al menos una vez al mes, el presupuesto anual contra los ingresos y gastos reales.

Esto te permite ajustar las expectativas, por lo que se puede pedir más inventario de lo previsto, ajustar los esfuerzos de marketing, o contratar a ese nuevo empleado a medio tiempo, en lugar de a tiempo completo si es necesario.

Esta comparativa también te permite detectar problemas ocultos antes de que se conviertan en una crisis.

 

Gastos vs Ingresos, el camino hacia la rentabilidad.

hacer el presupuesto anual de una empresa

El presupuesto anual no es otra cosa que una predicción de todos los ingresos y gastos previstos durante un período de doce meses. En el lado del gasto, se incluyen tanto los gastos únicos como los gastos recurrentes.

Hacer el presupuesto anual te permite probar diferentes hipótesis para que puedas tomar el mejor camino en la creación de un beneficio sostenible.

Por ejemplo, puedes crear tres escenarios, el mejor de los casos, el peor y uno intermedio. Esto te ayuda a identificar posibles problemas que puedan suponer un bloqueo para tu negocio.

El flujo de caja es el rey.

Una empresa necesita dos tipos de presupuesto: un presupuesto centrado en la rentabilidad, y un presupuesto centrado en flujo de efectivo.

En muchas ocasiones los empresarios se centran en estudiar la rentabilidad de su negocio pero descuidan el segundo tipo de presupuesto: un presupuesto de flujo de efectivo. Puedes ser el dueño de un negocio rentable y acabar fracasando, por tener problemas de efectivo en un momento determinado.

Tener flujo de efectivo positivo significa que tienes suficiente dinero para pagar tus deudas en cualquier momento del año. Por un tiempo determinado, tu negocio puede sobrevivir con un flujo de efectivo negativo, pero ese tiempo es limitado.

Para crear el presupuesto anual de flujo de efectivo, lo importante es averiguar, mes a mes, hasta cuándo puedes esperar a recibir pagos y cuándo tendrás que pagar las facturas. Si tú pagas mes a mes, pero tus clientes te están pagando a 180 días, o tienes un plan financiero robusto que te respalde, o estás asumiendo un riesgo muy elevado.

 

El reto de hacer el presupuesto anual en momentos especiales.

hacer el presupuesto anual de una empresa

Si tu negocio acaba de nacer, debes enfrentarte a la tarea de hacer el presupuesto anual de puesta en marcha. La desventaja en este caso es que no cuentas con los números del año anterior, tienes que plantear todos los números desde cero.

Algunas preguntas que seguramente te hagas son:

¿Cuánto cuesta iniciar la actividad y cumplir con la legalidad?

¿Cuánto cuesta una web de empresa?

¿Cuántas unidades seré capaz de vender en mi primer año?

¿Cuánto necesito gastar en inventario o producción?

¿Qué debería cobrar por mi producto o servicio?

¿Cuánto cuesta un plan de marketing para darme a conocer?

¿Cuántos empleados necesito y cuánto me cuesta cada uno incluyendo impuestos?

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de la web de la empresa al año?

Para tener respuestas, debes estudiar al detalle tu industria, tu competencia y tu mercado objetivo. Igualmente, considera el impacto de los cambios estacionales en tu negocio. Y desde luego, no caigas en suponer que tus ventas irán de 0 a 100 items por hora de un mes a otro, la realidad es mucho más gradual.

Hablar con los dueños de negocios similares que no sean tus competidores directos, puede resultar muy útil para plantearte cuestiones que se pasarían desapercibidas si nadie te las cuenta.

>> Lectura recomendada: Conseguir clientes en internet.

 

Hacer el presupuesto anual para sobrevivir en tiempos de crisis.

Si es necesario siempre el presupuesto anual bien elaborado, se convierte en aún más importante cuando tu empresa está tratando de sobrevivir a una crisis. En esta situación, la revisión mensual (o incluso semanal) toma mayor importancia que la trimestral. En época de crisis, cada euro cuenta.

 

Espero que os haya servido para ver la importancia de hacer el presupuesto anual, es una herramienta poderosa que te ayudará a no ir a ciegas por el mundo empresarial. Cualquier comentario o aportación de ideas será bienvenido.

¿Te gusta este Blog? Por favor, interactúa :)